La equinoterapia es un procedimiento terapéutico posibilitador de una estimulación integral y enriquecedora, de los ámbitos donde se desenvuelve el paciente; ya que, con un programa de ejercicios basados en la estimulación del sistema nervioso central y la monta a caballo, se activan los flujos ascendentes y descendentes de información en el cerebro. Esto proporciona una descarga aproximada de 110 estímulos por minuto, favoreciendo áreas motoras, de aprendizaje y sensorio-perceptivas, entre otras.

Se habla también de un contexto natural donde se da la sesión de equinoterapia, el cual genera un estado de relajación para el paciente y aquellos que lo acompañan; promoviendo así posibilidades infinitas de convivencia, tranquilidad, regulación interna y armonía entre otras.

El reforzamiento positivo, lleva los alcances de cada individuo a un plano consiente e impacta directamente el empoderamiento individual, generando en el paciente, y en los que lo acompañan, autoestima elevada, independencia y seguridad.

La equinoterapia tiene grandes alcances de atención pues también se recomienda como terapia complementaria para casos de estimulación temprana, autismo con sus variaciones, parálisis cerebral, síndrome Down, hidrocefalia, microcefalia, problemas neuromotores, esclerosis múltiple, tortícolis, cifosis, lordosis, Parkinson, asma, disca- pacidad intelectual, autoestima baja, TDAHI, aptitudes sobresalientes, trastornos alimenticios, problema de adicciones, neurosis, estrés, depresión, etc.